Historia breve de un momento histórico

CompartirTweet about this on Twitter

ahora mas que nunca con chavez

Historia breve de un momento histórico

Estábamos ahí, todos juntos,

unidos como una sola familia

con nosotros, conocidos y desconocidos

amigas y amigos

madres y padres

hijas, hijos, hermanas y hermanos

camaradas, patriotas y revolucionarios

un mar de pueblo se desbordó para abrazarte comandante Chávez

levantamos tus banderas, entonamos tus consignas

recordamos tus historias y fortalecemos tus enseñanzas

por primera vez, en una concentración Chavista nos faltabas tú

pero el espíritu humano se crece ante la adversidad,

convertimos ese dolor y pesar en amor patrio.

CHAVEZ FUNERAL DUELO LUTO

Hicimos largas colas,

1,2,3,4,5,6,7,8 kilómetros

personas llegando de toda Venezuela y más allá

con la esperanza de verte, de estar contigo como tu siempre estuviste con nosotros

en el camino, miramos el monumento del Paseo Los Próceres,

íbamos avanzando poco a poco, en una procesión humana

después, el monumento a nuestros héroes en los monolitos, el circulo militar,

luego la tribuna presidencial,

un niño pequeño cansado llora por estar tanto tiempo de pie,

su madre lo levanta y alguien le da un caramelo, el niño ríe y continua

Llegamos y ahí estaba, el patio de honor ,

la academia militar y la bandera a media asta

podíamos ver la entrada a la capilla ardiente

fue un momento que estremeció mi ser

una combinación de amor, dolor y rabia

confieso, ha sido una de las sensaciones mas poderosas de mi vida.

bandera a media asta

En los últimos metros antes de entrar a la capilla ardiente

había un silencio y respeto profundo

nadie hablaba, solo murmullos, se oían firmes los pasos de aquella peregrinación

aunque eramos miles de personas me concentré en mis pensamientos y recuerdos

solo reaccione ante las indicaciones de la guardia de honor,

quien daba las instrucciones de seguridad y custodia de aquel sagrado lugar.

Detallé los símbolos en las paredes, la bandera nacional,

el mural con la batallas de la independencia,

los cadetes de la academia militar rindiendo honores a su comandante en jefe,

el olor a flores, escuché el llanto de una persona a lo lejos,

el grito aguerrido de un camarada en su duelo,

sentí de cerca las exequias del comandante Chávez.

monolitos_dos_cola_chavez1

Y fueron 4 segundos que me parecieron minutos,

lo miré con temor y tristeza

me conmovió verlo ahí,

aquel hombre combativo que enfrentó victorioso tantos momentos de vida o muerte,

pero rápidamente me recompuse, volvió en mi la fuerza de saberlo conmigo

de saber que Chávez somos todos, que su fortaleza vive en mi

su legado fue más que obras materiales,

su gran obra fue hacernos sentir orgullosos de ser venezolanos

de hacernos orgullosos de nuestra patria e historia

gracias por unir al pueblo latinoamericano

de hacernos entender que somos el mismo pueblo y que nuestras luchas son las mismas

En esos 4 segundos que me parecieron minutos

golpeo mi pecho, mi corazón y tomo con fuerza mi bandera

gracias comandante Chávez por ser uno de nosotros

aquí vengo a jurarte lealtad y a rendirte honores

no dejaremos caer tu espada y seguiremos luchando

por construir la sociedad socialista

aquella que le de la mayor suma de felicidad a nuestro pueblo.

chavez capilla ardiente

Sigo mis pasos,

mientras escucho el llanto de una mujer y la consigna de un camarada

detrás de mi, alguien vive su propia historia breve en un momento histórico.

Esta entrada fue publicada en Historia de Venezuela, Reflexión y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario