Refranes populares venezolanos

CompartirTweet about this on Twitter

Refranes populares venezolanos

morrocoy-no-sube-palo-ni-cachicamo-afeitaEl refrán es una frase o dicho que presenta una enseñanza; es una sabia máxima y conseja que pertenece a la sabiduría popular; proviene de las experiencias de los pueblos, acumuladas a través de los siglos, y que el folclore ha ido adaptando al conocimiento propio de cada pueblo.

El refrán es una oración breve, de carácter sentencioso y de fácil memorización; con muy poco que se diga el interlocutor entiende perfectamente que es lo que se trasmite, se enmarca dentro del lenguaje popular, es sencillo y de simplicidad gráfica.  La estructura de los mismos es pareada (estrofa de dos versos que riman entre sí) y pueden recurrir tanto a la prosa y al verso, como a figuras literarias, tales como elipsis, paralelismos, antítesis, para así facilitar esa perpetuación oral de la que hablábamos más arriba.

lo que no te mata te hace mas fuerte

lo que no te mata te hace mas fuerte

Suele tener una característica común que es la del anonimato. Sus fuentes se suelen remontar a la antigüedad, describiendo la mayor parte de las veces la simpatía o antipatía entre personajes, ciudades o regiones más o menos próximas. Por lo general, los refranes se transmiten de generación en generación, en la educación familiar, los padres en su papel de orientadores de sus hijos, utilizan los refranes como recursos válidos que sintetizan toda la transmisión de la enseñanza y de los valores que quieren inculcar.

Refranero popular venezolano

  • No deje camino por vereda.
  • El que a buen árbol se arrima, buena sombra le cobija.
  • Muerto el perro se acaba la rabia.
  • A buen entendedor, pocas palabras.
  • A caballo regalado no se le ve colmillo.
  • Morrocoy no sube palo ni cachicamo se afeita.
  • Dime de que presumes y te diré de que careces.
  • A cada cochino le llega su sábado.
  • A Dios rogando y con el mazo dando.
  • A la tierra que fueres, haz lo que vieres.
  • A otro perro con ese hueso.
  • A palabras necias, oídos sordos.
  • Agua que no has de beber, déjala correr.
  • Al mal tiempo, buena cara.
  • Al mejor cazador se le va la liebre.
  • El ojo del amo engorda el ganado.
  • Al perro más flaco se le montan las pulgas.
  • Al que madruga Dios le ayuda.
  • Andar como alma en pena.
  • Barriga llena corazón contento.
  • Aquí el que no corre vuela.
  • Árbol que crece torcido, jamás su tronco endereza.
  • Aunque la mona se vista de seda, mona se queda.
  • Barájamela más despacio.
  • Barriga llena, corazón contento.
  • Cada loco con su tema.
  • Caer como anillo al dedo.
  • Camarón que se duerme se lo lleva la corriente.
  • Crea fama y échate a dormir.
  • De poeta, músico y locos, todos tenemos un poco.
  • Cuando veas las bardas de tu vecino arder, pon las tuyas en remojo.
  • Chivo que se devuelve, se desnuca.
  • Como buscar una aguja en un pajar.
  • Con amigos así, quien necesita enemigos?.
  • Con esos amigos, para que quiero enemigos.
  • Cría cuervos y te sacarán los ojos.
  • Cuando el río suena, es porque piedras trae.
  • Metiste gato por liebre.
  • De noche todos los gatos son pardos.
  • De tal árbol, tal astilla.
  • Del árbol caído todos hacen leña.
  • Del dicho al hecho hay mucho trecho.
  • Los deseos no empreñan.
  • Después de la tempestad, viene la calma.
  • Dime con quién andas y te diré quién eres.
  • Dios los cría y ellos se juntan.
  • Donde hubo fuego, cenizas quedan.
  • Donde manda capitán no manda marinero.
  • Donde menos se piensa, salta la liebre.
  • Donde pone el ojo pone la bala.
  • El flojo trabaja doble.
  • Cada ladrón juzga por su condición.
  • El martes, ni te cases ni te embarques, ni de tu familia te apartes.
  • El muerto al hoyo y el vivo al gozo.
  • El niño que es llorón y la mamá que lo pellizca.
  • El pez muere por la boca.
  • El que da y quita, el diablo lo visita.
  • El que la hace la paga.
  • El que mucho abarca, poco aprieta.
  • El que nace barrigón, ni que lo fajen chiquito.
  • El que parte y reparte, se queda con la mejor parte.
  • El que persevera, vence.
  • El que se va para la villa pierde su silla.
  • En casa de herrero, cuchillo de palo.
  • Jaula abierta, pájaro muerto.
  • En tierra de los ciegos, el tuerto es rey.
  • Entre broma y broma la verdad se asoma.
  • Jugando lo mete el perro.
  • Es como pedirle peras al olmo.
  • Es mas duro que sancocho de pato.
  • No creo en lagrimas de cocodrilo.
  • Más agarrao que vieja en moto.
  • Ganar indulgencias con escapulario ajeno.
  • Habla hasta por los codos.
  • Haz bien y no mires a quién.
  • Ir por lana y salir trasquilado.
  • Juego de manos es de villanos.
  • Juntos pero no revueltos
  • La flojera es la madre de todos los vicios.
  • La mujer es fuego, el hombre estopa; viene el diablo y sopla.
  • Las apariencias engañan.
  • Cuentas claras conservan amistades.
  • Ladrón que roba a ladrón, tiene cien años de perdón.
  • La lucha por la locha.
  • Le salió el tiro por la culata.
  • Le tocó bailar con la más fea.
  • Loro viejo no aprende a hablar.
  • Mas asustado que cucaracha en baile de gallinas.
  • Lo que es igual no es trampa.
  • Los mirones son de palo.
  • Los últimos serán los primeros.
  • Para muestra un botón.
  • Perro que ladra no muerde.
  • Pueblo chiquito, infierno grande.
  • ¡Que bonito es ver llover y no mojarse!.
  • Quedar como novia de pueblo; vestida y alborotada.
  • Quien a hierro mata, a hierro muere.
  • Mar revuelto , ganancia de pescadores.
  • Pescar en rió revuelto.
  • Sale en un ojo de la cara.
  • Salió peor el remedio que la enfermedad.
  • Se hace agua la boca.
  • Todo tiempo pasado fue mejor.
  • Yerba mala nunca muere.
  • Tras la tempestad viene la calma.
  • Compró el circo y le crecieron los enanos.
  • Ni lava ni presta la batea.
  • Eramos muchos y pario la abuela.
  • Un clavo saca a otro clavo.
  • Vuela con todo y jaula.
  • Si digo que el burro es negro es porque tengo los pelos en la mano.
  • Más vale pájaro en mano que cien volando.
  • Perro viejo late echao.
  • Cachicamo diciéndole a morrocoy conchuo.
  • No hay peor ciego que el que no quiere ver.
  • Más sabe el diablo por viejo que por diablo.
  • Águila no caza moscas.

Esta entrada fue publicada en Conocimiento Libre, Historia de Venezuela, Pensamientos, Reflexión y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario