Expresión popular venezolana: Rodilla en tierra

Expresión popular venezolana: Rodilla en tierra

enero 3, 2021 0 Por jotave

¿De dónde viene el dicho venezolano rodilla en tierra?

Esta es una breve historia sobre la expresión “Rodilla en tierra”

En la Batalla de Carabobo, el día 24 de junio de 1821, cuando el Batallón Bravos de Apure trata de entrar a la sabana en la vanguardia, el General realista Miguel De La Torre los bloquea con los Batallónes Burgos, Infante y Hostalrich, 2.400 militares profesionales, ordenados en cuadros que sabían disparar sincronizadamente, hicieron retroceder 2 veces a los llaneros causando muchos muertos.

Pero Simón Bolívar tenía su carta bajo la manga.

La Legión Británica y el grito de guerra

Detrás de los Bravos de Apure había colocado a la Legión Británica, a quien les ordenó entrar en batalla ese mismo día.

Ellos penetraron al campo en perfecto orden con los fusiles al hombro, sonido de clarines y tambores y su abanderado, el teniente Charles Ashdown de 24 años, con el tricolor de 8 estrellas en la mano.

Los llaneros en desorden miraron aquello con sorpresa, pues nunca habían visto a los ingleses pelear, y eso de ir a la guerra como en un desfile les impresionó.

Uno que otro inglés caía muerto, pero la marcha seguía incolume.

Rodilla en tierra

Solo cuando llegaron a 80 yardas del enemigo, el comandante patriota de la Legión Ildeston Ferriar ordenó: KNEEL DOWN! (RODILLA EN TIERRA!).

Ahí Ashdown clavó el asta del tricolor en el suelo y el corneta de 19 años John Hill comenzo a tocar la marcha de rodilla en tierra para que lo escucharán los 800 ingleses.

Estos organizados rápidamente pusieron rodilla en tierra la primera fila, de pie la segunda fila y la tercera fila se movió dos pasos a la derecha, todos apuntaron las armas, e Ildeston Ferriar ordenó FIRE..!

Los fusiles Baker de la primera fila abrieron fuego, a los 5 segundos los de la segunda y luego los de la tercera, para comenzar nuevamente con la primera, enviando andanada tras andanada contra los españoles convirtiéndose, cómo dice el historiador Tosta, en una máquina de vomitar fuego que hizo una pared de defensa que impedía a los tres Batallónes realistas avanzar.

Una tormenta de fuego

En esa tormenta de fuego que duró 15 minutos, murieron 156 soldados ingleses y 17 oficiales, incluyendo al mismo Ferriar.

Pero el corneta Hill, un niño, siguió tocando el rodilla en tierra a pesar de recibir dos tiros, hasta que los españoles retrocedieron.

Los llaneros estaban maravillados, entonces Bolívar, de acuerdo a su plan magistral, ordenó a los Bravos de Apure la carga cuerpo a cuerpo contra los realistas. Un tipo de orden que El Libertador solo dió a los venezolanos, lanzarse sobre un ejército erizado de fusiles poniendoles el pecho hasta llegar a sus filas.

Así paso en Boyacá y en Pantano de Vargas.

Los llaneros de Páez

Los ingleses miraron ahora a los criollos pasar corriendo, para arrojarse a la metralla enemiga con sus lanzas en la mano Muchos llaneros cayeron, pero una vez encima de los españoles salieron a relucir los machetes, entonces fueron los ingleses, narra el británico Minchin, que estaba ahí, los sorprendidos y admirados, al ver la capacidad de los llaneros para batirse bravamente con varios hombres a la vez y darles muerte.

Historiadores ingleses como Sinclair dicen Los venezolanos mataron a 3.000 hombres en 20 minutos”. Los oficiales del batallón elite realista: el Barbastro, veterano de la guerra con Napoleón, ordenaron a sus hombres tirar las armas y postrarse en señal de rendición.

Entonces Bolívar le ordenó a Paez parar la matanza. Eran las 12:30 del día 24 de junio de 1821 y una ligera lluvia caía sobre el campo donde nacimos como país.

Fue una hazaña tan grande que unos muchachos sudamericanos de 23 años promedio (Paez tenía 29) derrotaran a la fuerza imperial.

Los titulares del mundo sobre Venezuela

El New York Gazette publicó en primera plana 10 días después “Aniquilado el Ejército Expedicionario de Tierra Firme por los Venezolanos” y 16 días después el Journal de Paris publicó para escándalo de toda Europa: “Destruido el Ejército Español en América por los Venezolanos”

La frase RODILLA EN TIERRA es ejemplo de valentía pero también de orden, disciplina y organización de esos voluntarios del Pueblo Inglés que voluntariamente vinieron a luchar con Bolívar.

Las giguras de Wilson, O’Leary, MacGregor, John Hill, Charles Ashdown, son tan Venezolanos como muchos otros heroes de la independencia.

Un tributo a la Legión Británica

Aquí llegaron a pelear al lado de Bolívar, a quien amaban y muchos de ellos se quedaron en Venezuela para siempre.

A lo que se le rinde tributo en el campo de Carabobo, esa tierra sagrada, con la guardia permanente, no es a los próceres, sino al Soldado Desconocido,

Ese venezolano como tú o como yo, que nadie sabe su nombre, pero ese día entregó su vida por la libertad.