Las expresiones coloquiales venezolanas mas conocidas

Las expresiones coloquiales venezolanas mas conocidas

junio 24, 2020 0 Por jotave

Saludos a todos, les comparto esta recopilación de las expresiones coloquiales venezolanas mas conocidas, un poco de cultura general y humor venezolano.

También puedes revisar esta lista dichos y refranes venezolanos.

Muérgano: Proviene de Moranger, que en inglés se utilizaba para identificar a los colegas del pirata Henry Morgan. En 1.669 Morgan desembarcó en Maracaibo y saqueó la ciudad. Ahora esta palabra es utilizada para identificar a las personas que actúan de mala fe.

Matar tigre: Se dice que un patrón le ordenó a un empleado cazar un cunaguaro y esta labor se le pagaría aparte de su salario habitual. Después de realizar la tarea, el empleado le contó a un colega: “Hoy maté un tigrito, fue dinero fácil y rápido”.

Cachifa
Cachifa

Cachifa: Proviene del término en inglés “K-chief”, que significa Kitchen Chief o Jefe de cocina. Se utiliza para identificar a la muchacha de servicio, mucama o sirvienta.

Cotufa

Cotufa: Su origen proviene de los sacos de granos de maíz que llegaban a Venezuela con la inscripción “Corn To Fry”.

Musiú o Musió: Proviene del vocablo francés “Monsieur” que significa “Señor”.

Chamo: Una de las palabras más utilizadas tanto en Venezuela como en otros países de Latinoamérica para identificar a jóvenes o niños (chamitos). Su origen proviene de la palabra “Chum” que en inglés significa amigo o camarada.

Chévere: Proviene de la expresión francesa “chevalier” que significa caballero. En la época de la colonia, los caballeros cuidaban mucho su apariencia personal y para alagarlos les decían que parecían todos unos “chevalier”.

Cotufa
Cotufa

Corotos

Corotos: La historia de esta palabra se remonta a la presidencia de Antonio Guzmán Blanco. El exmandatario tenía una gran colección de cuadros del artista francés Jean Baptiste Corot y cada vez que tenía que mudarse les pedía a los empleados que tuviesen cuidado al embalar y trasladar los “Corots”.

Echarle pichón: Estas dos palabras significan hacer un esfuerzo para lograr algo o alcanzar una meta y su historia es igual de curiosa que las anteriores. Se dice que antiguamente en los pueblos de Venezuela el agua se obtenía de bombas o fuentes públicas que tenían un letrero que decía “Push on” para indicar que la persona debía empujar la palanca para lograr extraer el agua.

Así, las personas terminaron diciendo “Echarle pichón” al hecho de empujar la palanca con fuerza para lograr sacar el agua.

Bajarse de la mula

Guachimán: Proviene de “Watchman” una palabra en inglés que significa Vigilante. Esta es una de las palabras venezolanas más utilizadas en Maracaibo y se utiliza para nombrar a un vigilante informal o a la persona que cuida los carros en la calle por dinero.

Bajarse de la mula: En la época de la Colonia, cuando una persona tenía una deuda e iba montada en una mula, podía entregar al animal como pago en caso de no contar con el dinero; por lo tanto, tenía que “bajarse de la mula” para entregarla.

Guachimán
Guachimán

Macundales: El origen de esta palabra se remonta a los inicios de la extracción de petróleo. Resulta que las compañías extranjeras que explotaban el crudo en Venezuela utilizaban herramientas de la marca estadounidense “Mack and Dale”. Cuando terminaba la jornada laboral, los obreros venezolanos se aseguraban de haber recogido “todos los macundales” para referirse a dichas herramientas.

Guaya

Guaya: Es una derivación de la palabra inglesa “wire” que significa cable. En Venezuela una guaya es un cable de acero utilizado para levantar carga.

Echar un camarón: Esta frase también fue utilizada por primera vez en las excavaciones petroleras, cuando los capataces norteamericanos querían echar una siesta, pero se excusaban diciendo “I come around” (Ya vuelvo). Los obreros criollos venezolanizaron la expresión a “camarón” para definir a una siesta rápida en medio de la jornada.

Tener violín: Esta frase se asocia a un fuerte mal olor en las axilas. Su origen proviene del siglo XVI en Brescia (Italia), donde vivía un fabricante de violines de nombre Gasparo da Saló, que también era muy conocido por el mal olor fuerte y penetrante de sus axilas. Para disimular, cuando los clientes hablaban del mal olor, decían que el maestro tenía “violín”.

Taima: Esta palabra se utiliza principalmente en los juegos tradicionales infantiles. Se deriva de la palabra en inglés “Time out” que significa fuera de tiempo.

Pana

Pana: Primera versión. Para referirnos a los amigos, es de origen también es anglosajón, viene de la palabra “partner” (compañero). Segunda versión. La palabra “Pana” viene de Panadería, ya que comúnmente ahí se reunían los muchachos/amigos de una cuadra o zona, para conversar, o socializar. Quizás fue abreviada en el tiempo porque sería muy largo o chistoso decir “¿Qué pasó mi panadería?”.

Jala mecate: Se dice que esta expresión viene de la época de la guerra de independencia. Al parecer al Libertador le gustaba que le mecieran la hamaca al dormir valiéndose de un mecate. Para esta tarea se ofrecían peones, soldados y hasta oficiales, buscando ganar favores o caer en gracia con Simón Bolívar. Hoy, todo adulador o persona que busca favores con lisonjas también se le dice “jala mecate”.

Echarse las bolas al hombro: nacida en el tiempo de los presos que hacían trabajos forzados a perpetuidad, que significa flojear, dejar de hacer un trabajo, venía del hecho de que los presos solo podían levantar del piso la bola que tenían unida a la cadena del grillete a la hora de comer, momento en el que levantaban la pesada bola y se la echaban al hombro, era un momento de descanso.

Güircha

Güircha: Usado en el occidente del país de forma peyorativa para hacer referencia a las muchachas pobres, ya sea por su vestimenta o comportamiento. Proviene de las palabras en inglés: Wild Child (Chica Salvaje).

Esnobor: es la manera del oriental venezolano de llamar al “raspado” o “cepillado”, o sea el vasito lleno de hielo cepillado o desmenuzado y rociado con jarabes de distintos sabores y coronado con leche condensada.

En los campos petroleros del estado Anzoátegui, los trabajadores gringos o ingleses se acercaban al carrito vendedor de raspados y pedían “Give me a Snow Ball” (Deme una bola de nieve), y de ahí se derivó el término “esnobor”.

Espitao

Espitao
Espitao

Espitao: Corriendo muy rápido. Se origina a partir de las palabras Speed Out, que en inglés quiere decir correr mucho.

El hijo de la panadera: En abril de 1769, la Corona Española del territorio colonizado, hoy Venezuela, recibió una inusual protesta, pues no estaban de acuerdo con el nombramiento de un joven blanco como Oficial de las Milicias, esgrimiendo como argumento la dudosa reputación de éste, porque su madre tenía por oficio el de panadera en Caracas. De allí se ha quedado el refrán. “¿A mí no me van a dar nada? Ni que yo fuera el hijo de la panadera.” … Y EL HIJO DE LA PANADERA ERA NADA MENOS QUE FRANCISCO DE MIRANDA…

¡Vete al carajo!: Según la real Academia de la lengua, “Carajo” era el nombre que se le puso al espacio ubicado en la parte más alta de los mástiles de las antiguas carabelas españolas. Era una especie de canasta, que servía como puesto de observación, desde el cual los vigías oteaban el horizonte en busca de naves enemigas, puntos de ubicación o lugares hasta donde querían llegar. Por otro lado, los marinos de aquellas épocas, asociaban al mástil y dicha canastilla, con el órgano sexual masculino.

En aquel lugar, el más alto del mástil y el más inestable de la nave, se sentía en mayor magnitud, el movimiento lateral realizado por un barco de vela, de acuerdo al movimiento del mar. El marino que era enviado a permanecer como vigía, luego de apenas un par de horas, bajaba totalmente mareado; lo que era considerado como un duro castigo y servía para dar escarmiento a quienes cometían alguna infracción a bordo.

De ahí parece surgir la expresión: “Váyase al Carajo”, como interjección para expresar un desacuerdo con alguien. Pero igualmente, también se acuñó otra expresión: “Ese tipo está del Carajo”, cuando algunos marinos, podían permanecer impasibles y tolerar sin mayores problemas los movimientos del barco, aun ante las peores tempestades.

Guaya
Guaya

Los arroceros

Los arroceros: Normalmente son los que echan el arroz en una boda, aunque, acá se les denomina así a los coleones específicamente de las fiestas. La cuestión es ¿Por qué ‘Arroceros’?, tal vez porque son como los granos de arroz (o sea muchos), o porque se filtran entre una gran multitud. ¿Qué es un Arrocero?, un especialista en infiltrarse en eventos sociales con la gran facultad y habilidad destacable de no ser detectado y pasar desapercibido, algo así como los Hombres de Negro, con la gran finalidad de: tomarse la caña y comerse la comida del ya sea cumpleañero u organizador del evento. Es ir a donde no te invitaron, entrar a una fiesta que ni sabes de quién es. Hay dos tipos de arroceros.

Tipo uno los “profesionales”, que se infiltran y se hacen amigos de la gente, dan sentido de pertenencia al grupo y aunque nadie sabe quién es esa persona, cae bien así que, ¿Qué más da?

Tipo dos, son los novatos, inexperimentados, los que apenas se están iniciando en éste mundo y que no conocen bien el arte de ser arrocero. Tienden a ser reconocidos, y cuando les preguntan ¿Quién eres tú?, ¿Quién te invitó?, no les queda otra que inventar algo tipo “he…, bueno yo vine con… he… Esteee…”, y terminan botándolos del evento, sea por la buena manera (o por la mala, a patadas).

Cuaima

Cuaima: Es una serpiente familia de la serpiente cascabel y tiene uno de los venenos más potentes de la región. Es negra en el lomo y blanquecina en el vientre. Suele actuar con mucho sigilo, pero a la vez con mucha agresividad. Quizás por estas características es que los venezolanos llamamos de esta forma a las mujeres de carácter imponente, celosas y en algunos casos muy posesivas. También se le dice Mapanares.

Cazar Güire o Güiro: El Güire es una especie de pato que habita en el llano venezolano. Su carne es muy apetecida. Para cazarlo es necesario hacerlo con el mayor sigilo, escondido entre los matorrales que rodean las lagunas donde se posa para evitar que escape. Usamos esta expresión para denotar que hay alguien escondido o que no muestra interés en una situación, pero está muy pendiente de su oportunidad para entrar en acción, “Cazando Güire”.

Echar un camarón
Echar un camarón

Ser un viva la Pepa

Ser un viva la Pepa: en Venezuela esta expresión tiene una connotación muy particular y se aplica con las personas que viven del cuento, y que no mueven un dedo solo contando con los demás.

Esta expresión se originó en España la usaban los liberales españoles en adhesión a la Constitución de Cádiz, promulgada el 19 de marzo de 1812, en la festividad de San José Obrero. José es el “padre putativo” de Jesús (p.p.) por esto a los que llevan ese nombre los apodan Pepe.

Los liberales en lugar de decir “viva la Constitución” gritaban “Viva la Pepa” para no ser reprimidos. En Venezuela pudo haber calado debido a que se asoció con personas que en realidad no están comprometidas con nada ni nadie, solo con su comodidad e intereses.

Gocho

Gocho: La palabra gocho significa cochino, cerdo y ha sido reconocida de ese modo desde 1.734 por la Real Academia Española de la Lengua durante 27 ediciones de su diccionario, como puede verificarse buscando la palabra en el Nuevo Diccionario Lexicográfico de la Lengua Española.

La asociación del término “gocho” con los tachirenses se origina con la Revolución Restauradora, momento en el cual emergen los andinos en la vida política del país y comienza su período de dominación casi ininterrumpida por más de ocho décadas. Ninguna facción había podido hasta 1.899, unificar y poner orden en el país después de la Independencia de Venezuela en 1.821 y la separación de la Gran Colombia en 1.830. Los estados andinos mantenían un exitoso orden social y también en el orden económico, al administrar la principal actividad generadora de divisas internacionales para el país en ese entonces, como era la producción y exportación de café.

No obstante en medio de este orden surge un personaje andino a quien se le atribuye propiamente la referencia del término peyorativo al referirse a los personajes andinos que aglutinaban el poder político de la época y se trata de Cipriano Castro quien en su gobierno solicita a la banca privada un préstamo que estos se negaron a corresponder y la represalia seria que los banqueros fueron encarcelados y los hicieron pasear esposados por las calles de Caracas a lo que los mantuanos clase pudiente de la época, hacían referencia al presidente Cipriano Castro ante semejante ofensa contra los mantuanos banqueros con el término de “Gocho” por tratarse de cerdos que ofendían a quienes representaban el poder económico.

En este escenario los andinos toman el poder. Se impone el orden público en forma represiva por equipos de hombres armados llegados desde el Táchira, algunos conocidos como chácharos (procedentes de la población de Pregonero), expresión con la que, en el Táchira, se denomina a los cochinos de monte. Debido a esta asociación de términos se les comenzó a llamar gochos.

El término fue comúnmente despectivo e insultante. Sin embargo, en la última campaña electoral del presidente andino electo más recientemente – Carlos Andrés Pérez, en 1.988 – este político usó la denominación de ‘El Gocho’ de forma masiva en su campaña. Ya entonces se había venido usando la expresión en forma más abierta y generalizada restándole la implicación negativa.

Güircha
Güircha

Arepa

Arepa: La palabra proviene posiblemente del cumanagoto (tribu en la época del descubrimiento). Algunos estudiosos del idioma indican que la palabra arepa proviene del vocablo indígena “erepa”, que los Cumanagotos – tribu de los Caribes que habitaba la región noreste de Venezuela – utilizaron para nombrar el maíz, ingrediente básico en la preparación de este alimento. De acuerdo a otra versión, el vocablo arepa pudiera provenir de “aripo”, especie de plancha levemente curva, fabricada en barro, que utilizaban los indígenas para la cocción de la masa de harina de maíz.

El académico y ensayista histórico sobre la cultura de América Latina, Mariano Picón Salas, expuso sobre el origen de la arepa lo siguiente: “Los caribes y cumanagotos usaron tanto el maíz tierno como el maduro, este último les servía para preparar una especie de pan de maíz (la arepa), según técnicas que se han conservado hasta la fecha (1.953). Este pan de maíz que llamaron “erepa” lo elaboraban dándole a la masa forma redonda, imitando al dios sol, rindiéndole tributo como alimento divino”.

Reina pepiada

Reina pepiada: La arepa más famosa del país, tradicional y deliciosa, su receta original consistía de pollo guisado y luego horneado, mezclado con lonjas de aguacate y granos de petit pois o guisantes.

En la actualidad es frecuente encontrarla en establecimientos en distintas formas y preparaciones, por ejemplo, rellena con ensalada de gallina, mayonesa y aguacate. Su creador es Heriberto Álvarez de 83 años y proveniente de Las Araujas en el estado Trujillo.

El origen del nombre “reina pepiada” se remonta al año 1.955, en el cual la modelo venezolana Susana Dujim ganó el Miss Mundo. Heriberto y su familia manejaban un negocio de comidas en Caracas alrededor de Plaza Venezuela, en honor al logro de Susana vistieron a una niña de reina, esto atrajo la atención del papá de la reina, que por casualidad pasó frente al establecimiento, atraído y curioso preguntó qué hacia la niña ahí. Al enterarse de la razón se identificó como el padre de Susana y que llevaría a su hija a comer en el negocio de los Álvarez. Al presentarle la arepa tostada con el relleno de pollo y aguacate en honor a ella la llamaron la reina y como a las mujeres curvilíneas de esa época se les llamaba “pepiadas” se convirtió en el apellido de la ahora famosa arepa.????