Refranes populares ilustrados latinoamericanos

CompartirTweet about this on Twitter

Refranes populares ilustrados latinoamericanos

lo que no te mata te hace mas fuerte

lo que no te mata te hace mas fuerte

Esta recopilación de refranes populares ilustrados latinoamericanos, es un nuevo intento de recopilar una lista nutrida de refranes que nos identifican como sociedad, espero que sean de su agrado.

El refrán es una frase o dicho que presenta una enseñanza; es una sabia máxima y conseja que pertenece a la sabiduría popular; proviene de las experiencias de los pueblos, acumuladas a través de los siglos, y que el folclore ha ido adaptando al conocimiento propio de cada pueblo.

El refrán es una oración breve, de carácter sentencioso y de fácil memorización; con muy poco que se diga el interlocutor entiende perfectamente que es lo que se trasmite, se enmarca dentro del lenguaje popular, es sencillo y de simplicidad gráfica.  La estructura de los mismos es pareada (estrofa de dos versos que riman entre sí) y pueden recurrir tanto a la prosa y al verso, como a figuras literarias, tales como elipsis, paralelismos, antítesis, para así facilitar esa perpetuación oral de la que hablábamos más arriba.

Suele tener una característica común que es la del anonimato. Sus fuentes se suelen remontar a la antigüedad, describiendo la mayor parte de las veces la simpatía o antipatía entre personajes, ciudades o regiones más o menos próximas. Por lo general, los refranes se transmiten de generación en generación, en la educación familiar, los padres en su papel de orientadores de sus hijos, utilizan los refranes como recursos válidos que sintetizan toda la transmisión de la enseñanza y de los valores que quieren inculcar.

A continuación les dejo una lista ilustrada de refranes populares, muchos de ellos cortesía del sitio web DonRefran

Publicado en Arte, Historia de Venezuela, Historia Latinoamericana, Pensamientos, Un Mundo Mejor | Etiquetado , , | Deja un comentario

La economía colaborativa de los alimentos y las tecnologías, como vencer la guerra económica

CompartirTweet about this on Twitter

La economía colaborativa de los alimentos y como vencer la guerra económica

agricultores de trujillo, venezuela

agricultores de trujillo, venezuela

Las venezolanas y venezolanos hemos sido sometidos en estos últimos años a una guerra económica sin cuartel, promovida y articulada por la oposición venezolana que siguiendo las ordenes de Washington, han logrado captar a poderosos grupos económicos nacionales e internacionales, estos grupos económicos privados como Fedecámaras-Venamcham-Procter & Gamble han puesto a funcionar toda la estructura empresarial y comercial que  poseen para desestabilizar al gobierno nacional, ya que los mismos controlan alrededor del noventa y dos por ciento (92%) de la producción de alimentos y productos de primera necesidad. La triada partido político opositor – sector empresarial – Washington tienen como único fin de derrocar al Presidente Nicolás Maduro, apropiarse de las abundantes riquezas minerales,  borrar todo vestigio del chavismo y mostrar como un fracaso la construcción del socialismo bolivariano legada por el Comandante Hugo Chávez.

El sector privado en Venezuela controlan alrededor del noventa y dos por ciento (92%) de la producción de alimentos y productos de primera necesidad.

Son varios los sectores económicos y sociales que se han visto afectados por esta guerra económica, pero sin duda el sector de los alimentos y productos de uso diario es uno de los más afectados, ya que incide directamente en el día a día de los venezolanos, disminuyendo la calidad de vida y el buen vivir alcanzado en años anteriores.  Esta situación se expresa en la escasez deliberada de alimentos y productos, concretamente, en el desabastecimiento programado y en la hiperinflación “provocada” por lo sectores económicos más poderosos, el sector privado, que aplicando ajustes muchas veces diarios, sobre el precio de los productos, hacen sal y agua el salario y ahorro de la clase trabajadora y familia venezolana.

Los esfuerzos del gobierno es contrarrestar esta situación no han sido efectivos, el manejo de los aumentos de sueldo, aumentar la fiscalización por parte de la SUNDDE y mayores controles de precios han generado que este mismo sector empresarial corrupto de cuello blanco,  traslade rápidamente el nuevo ajuste al consumidor y usuarios, pequeños comerciantes, productores e intermediarios, los cuales también son devorados por la hiperinflación en pocos días. Este problema puede ser resuelto, con ciencia, tecnología y pueblo organizado, empoderando a la gente, haciéndola participe y dándole herramientas para crear sus propios modos de producción e intercambio.

¿Entonces que hacer? Usar las Tecnologías de Información Libres (TIL) y la filosofía de economía colaborativa.

Las tecnologías de información han cambiado en pocas décadas la forma como se relacionan las personas, la creación de redes sociales digitales, las comunidades de usuarios virtuales y la expansión de la telefonía móvil han creado nuevas formas de comunicación e interrelación entre las personas. Muchos de estos movimientos han sido influenciados lo sepan o no, por la filosofía del Software Libre o de Código Abierto, donde el reconocimiento del otro y el interés común está por encima del individual.

Uno de los fenómenos sociales y económicos mas resaltantes de los últimos años, es el surgimiento y globalización de la económica colaborativa, solo posible gracias a las masificación de las TIC. Casos como Uber, que se convirtió en la empresa más grande del mundo de transporte sin tener un solo vehículo o Airbnb que es la empresa más grande del mundo en hospedaje, superando a Hilton y Marriot, sin ser dueño de una sola habitación, ambas empresas administran lo que se conoce como “económica distribuida o económica de la abundancia”.

La economía distributiva o económica de la abundancia es el reconocimiento de que cada ser humano es co-heredero de los frutos del trabajo de las generaciones precedentes. La economía de la abundancia se opone a la  economía actual basada en leyes heredadas de una economía de escasez.

La económica de la abundancia se basa en la suposición de que no hay escasez real y de que la única escasez de la que tenemos que preocuparnos es la escasez artificial creada por la determinación de los grupos económicos de no vender sus productos y servicios por debajo de ciertos precios fijados arbitrariamente. Estos precios no se explican en modo alguno, sino que sencillamente se supone que permanecen en un nivel históricamente dado o por razones autodeterminadas. En el caso de Venezuela, solo hace falta ir a las zonas productoras de alimentos, tanto las grandes o pequeñas,  que producen carne, maíz, pollo, huevos o vegetales, así como buscar a emprendedores que están produciendo jabón, champú y desodorantes, para notar que existe una producción real que es pagada a precio de gallina flaca por los dueños de los medios de distribución, los cuales llegan con sobreprecio al consumidor final. Entonces podríamos decir que los grandes distribuidores de alimentos y productos, no son distribuidos, están centralizados en pocas manos.

trapiche venezuela

trapiche Venezuela

Por ejemplo, soy un fanático del papelón con limón y además endulzo los jugos con panela de papelón dado que no se encuentra la azúcar refinada, y si se encuentra es a precios astronómicos. En un supermercado el costo de la panela de papelón, es tres veces mas cara que comprarla directamente al productor en el estado Aragua, ahí al lado del trapiche, el gran distribuidor lo sabe y le saca amplias ganancias con un mínimo esfuerzo, solo por tener la cadena de distribución y colocación del producto.  Si quisiera comprar directamente al producto de papelón tendría que ir a Maracay y ver si ese dia produjo, lo más viable es tener una plataforma tecnológica  de intercambio justa y directa que permita mejores precios y mejores ganancias, ambos ganamos.

Quizás te interese este articulo:  Llegó la hora de la economía colaborativa

¿Y si eliminamos a los intermediarios y desconcentramos la distribución de alimentos? Open Food Foundation

Economia Colaborativa

Economía Colaborativa

Para implantar un modelo económico de consumo y distribución de alimentos sustentable, apoyado en las Tecnologías de Información Libres (TIL), donde tanto los productores como los consumidores puedan controlar totalmente el consumo de los alimentos sin la necesidad de las grandes distribuidoras de alimentos que están jugando con la necesidad del pueblo venezolano.

Existe una experiencia exitosa en otras partes del mundo, que han identificado los abusos y arbitrariedades de los distribuidores de alimentos y productos, por lo que han resuelto empoderar al ciudadano con una plataforma tecnológica,  que por una parte quiere conectar a los productores con los consumidores locales, lo que reduciría la huella de carbono y de agua de sus alimentos. Por otro lado, quiere generar un mercado para los pequeños productores, y finalmente ayudar a agricultores y consumidores en términos de ganancias (menos transporte, precios más bajos).

open food network

open food network

La “Open Food Foundation” crea la “Food Network“, la cual pretende crear un sistema sustentable y abierto para la compra/venta de alimentos. La finalidad de la Open Food Network es ofrecer una manara totalmente sustentable de compra/venta de alimentos usando herramientas tecnológicas de Código Abierto, ayudando así a crear mercados locales y cooperativas en lugar de seguir el modelo carroñero y monopólico de las grandes cadenas de distribuidores de alimentos.

La Food Network brinda una herramientas tecnológicas de Código Abierto para todas las personas que no quieran depender de las cadenas de supermercados tanto para la compra o distribución de alimentos.

La Open Food Network (OFN) se caracteriza primordialmente por:

  • Ser totalmente libre
  • Ser una red open source
  • Une a los consumidores y productores a través de la red facilitando así, el transporte, la logística y la coordinación en cuanto a la compra/venta de alimentos se refiere

Las metas principales de la Open Food Network (OFN) son:

  • Que los consumidores sepan y conozcan directamente quienes son sus productores, donde viven, como producen y los precios reales del productor al consumidor, la finalidad de esto es reducir los precios de los alimentos ya que habría una real diversificación y competencia entre productores y consumidores.
  • Los productores tienen la libertad plena de poner sus propios precios, decidir donde van a vender sus productos y a quienes les van a vender sus productos, esto obviamente va en contra del sistema actual de distribución de alimentos donde están monopolizados bien sea por corporaciones o por el estado
  • Diversificar los alimentos y re-distribuir las ganancias directamente a las comunidades de productores, esto tiene como finalidad fortalecer la economía local y distribuir equitativamente los alimentos de una manera ética.

Vale destacar que la Open Food Foundation tiene como uno de los objetivos fundamentales, el romper con el dominio de los supermercados y los grandes distribuidores agroindustriales que tienen actualmente controlado totalmente el sistema alimentario mundial.  Estos son elementos que introduzco al debate, así como referencias  exitosas del manejo de las TIL para la solución de los problemas en la distribución de alimentos en Venezuela.

Publicado en Conocimiento Libre, Emprendimiento, Soberanía Tecnológica, Social Problems, Software Libre, TecnoTips, Un Mundo Mejor | Etiquetado , , , , , , , , , , , | Deja un comentario

Aportes al emprendimiento en una economía socialista ¿Es posible?

CompartirTweet about this on Twitter

Aportes al emprendimiento en una economía socialista ¿Es posible?

emprendimiento-amanecer-los-roques

emprendimiento-amanecer-los-roques

Generalmente las referencias sobre emprendimiento y emprendedores exitosos están ligados a polos de desarrollo tecnológico y económico capitalistas, son abundantes las historias sobre personajes que han ascendido al top de la riqueza –individual– y los negocios por materializar grandes ideas, muchas de ellas salidas de los llamados proyectos de cochera, muchos son mitos de la cultura contemporánea pero no por eso menos fascinantes.

Quiero compartir con ustedes una articulo publicado en El Mundo Economía & Negocios sobre el emprendimiento social, desde una Venezuela que ha apostado por la construcción del socialismo. Son muchas las tareas pendientes,  sobre el emprendimiento abundan las formulas aplicadas en países con económicas de mercado, ahora nos toca pensar como apropiarnos de estas formulas y adaptarlas a nuestras realidades sociales, culturales y económicas para promover el emprendimiento como vía para superar el rentismo petrolero y la economía de importación de productos terminados.

¿Pueden considerarse los consejos comunales, los comités de tierra urbana, mesas técnicas de agua, las cooperativas, etc. como emprendimientos?

Emprender es impulsar, promover, organizar, comenzar, iniciar un proyecto que dé respuestas y soluciones a problemas individuales y colectivos. Emprende el buhonero que no tiene trabajo formal y se va a una tienda mayorista, compra diez cargadores de teléfonos y los vende en un semáforo para poder llevar comida a la mesa de su casa; emprenden los muchachos que arman una banda de música urbana para así poder expresarse; emprenden las madres del barrio que crean una cooperativa para elaborar postres que luego venden a restaurantes y hoteles; y, por supuesto, emprenden los vecinos que se organizan en mesas técnicas de agua, comités de salud, comités de tierra urbana, consejos comunales y se hacen corresponsables en la solución de sus propios problemas.

¿Pueden identificarse como emprendimientos sociales?

Los emprendimientos sociales surgen de la necesidad de dar respuesta a problemas colectivos a través de la participación ciudadana y de la corresponsabilidad. Están guiados por principios de solidaridad, cooperación y complementación. No tienen fines de lucro pero tampoco vocación de pérdida. Si se ven obligados a generar ingresos para sostenerse, lo hacen cuidando que esos recursos no sean apropiados de forma individual, sino invertidos en función de resolver los problemas colectivos que sus miembros prioricen y decidan. La contraloría social para asegurar la transparencia y correcta aplicación de los fondos es fundamental.

¿Cómo se distinguirían de los emprendimientos que buscan beneficios económicos?

En los emprendimientos que buscan beneficios económicos particulares, los socios se reparten entre ellos las ganancias y cada quien hace lo que quiere: cambia el carro, se va para Europa, se compra una acción en un club. En estos casos la felicidad está asociada a la satisfacción de las necesidades individuales, a la noción de tener más y no de ser más. En los emprendimientos sociales la motivación es complementar las capacidades y recursos de todos para trabajar unidos y resolver los problemas que afectan al colectivo, la realización humana se alcanza al sentirse útil a la comunidad. Es otra lógica, otro mapa mental, otro sentido común muy diferente al del egotismo y el individualismo.

¿Estas organizaciones comunitarias requieren las jerarquías jurídicas y administrativas?

Internamente requieren una organización básica para distribuir funciones y asumir responsabilidades. La clave de su éxito está en conjurar la amenaza de la burocratización, eligiendo a los verdaderos líderes de la comunidad. Esta amenaza generalmente viene por la pretensión del aparato del Estado o de los partidos políticos de controlar las organizaciones de base, imponiendo sus agentes. Cuando lo logran, estos priorizan el interés del ente o partido que los impuso y así se alejan del sentir de la comunidad. Por eso nunca hay que bajar la guardia en la lucha contra el burocratismo, entendido este como el intento de colonizar las organizaciones de base por parte de funcionarios del gobierno o de partidos políticos que no entienden cuál es su función y se la pasan ofreciendo dádivas y prebendas como expresión de la cultura rentista y clientelar, cuando lo que debe prevalecer es la dignidad de la lucha social y comunitaria.

¿Emprendimiento y/o consejos comunales podrían considerarse como nuevos términos que identifican a viejas formas de asociación comunitaria? ¿nuevos nombres para antiguas formas de organización?

Lo que son viejos son los problemas que durante décadas han agobiado a las comunidades. En su propósito de resolverlos han ensayado distintas formas y esquemas organizativos, unos más exitosos que otros. Al calor de la democracia participativa y protagónica que se construye en Venezuela, hoy estamos en presencia de una participación popular que no tiene precedentes. ¿Cuándo antes se había visto aquí tanta gente organizada en comités de tierra urbana, comités de salud, mesas técnicas de agua, consejos comunales, comités de fábrica?. ¡Nunca! Son nuevas formas de organización que se han ido desarrollando al calor de las luchas de las comunidades y se multiplican en la medida que tienen éxito en su empeño por encontrar soluciones a los problemas que los afectan

En lo económico el rentismo nos ha convertido en un país de empleados y no de emprendedores

Los países que no disfrutan de una abundante renta petrolera para comprarle al resto del mundo lo que falta para satisfacer sus necesidades tienen que producirlo con su propio trabajo. La escasez de recursos los obliga a emprender para producir lo que no pueden importar. No es el caso de la Venezuela rentista, que por casi un siglo ha disfrutado de un torrente de petrodólares que no es fruto de su emprendimiento productivo. Esa renta no proviene de la producción y exportación de alimentos, calzado, vestidos, medicinas, electrodomésticos o equipos electrónicos sino de la venta de un recurso natural que heredamos de la naturaleza. Al ser el Estado el perceptor de la renta petrolera, éste la distribuye internamente a través de diferentes mecanismos como la baja presión fiscal, la sobrevaluación del bolívar y el gasto público, en el cual se incluye el pago a una abultada nómina de empleados públicos que, en otras circunstancias, se habrían visto obligados a emprender para asegurar su autoempleo. Si queremos lograr nuestra soberanía económica y productiva y eradicar las causas estructurales del desempleo, la pobreza y la exclusión social, Venezuela está emplazada a transformarse de un país de empleados en un país de emprendedores que sean portadores y promotores de las nuevas relaciones sociales de producción basadas en la solidaridad, la cooperación y la complementación y no en la explotación del ser humano y la depredación del ambiente.

Publicado en Emprendimiento, Reflexión | Etiquetado , , , , , , , , , | Deja un comentario